Por estas fechas se desarrolla la inscripción online para el ciclo lectivo 2020, a fines de noviembre se asignarán los espacios y las familias serán anoticiadas. Es un momento donde se reflotan denuncias de la comunidad educativa con respecto a la falta de vacantes. Son cerca de 22.000, según gremios como UTE y ADEMYS y entidades como La Vacante es un Derecho y Vacantes para [email protected] en la Escuela Pública. El Gobierno porteño refuta estos dichos y dice que los 54 nuevos establecimientos educativos (2015-2019) generarán 9.000 nuevas vacantes para los próximos años, sin contar las 19 proyectadas hasta 2023. Buena parte de sus inmuebles todavía están en obra.
Estas agrupaciones dicen que los niños que quedan fuera del sistema de educación pública terminan en establecimientos privados (muchos de ellos con subvención estatal). Si tienen entre 45 días y tres años y son de sectores vulnerables, van a los Centros de Primera Infancia, que dependen del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, no de Educación e Innovación. Otros directamente pierden el año y deben estar al resguardo de sus familias.
El Gobierno porteño se comprometió a realizar en estos últimos cuatro años 54 nuevos establecimientos públicos. No necesariamente se harán 54 inmuebles, porque puede haber dos o tres establecimientos escolares en un mismo edificio. Por ejemplo: un jardín, una primaria y un secundario en un mismo sitio.
De ese número, hay tres que corresponden a los barrios de Balvanera y San Cristóbal (comuna 3).
En primer lugar, inaugurado el año pasado, está el Jardín de Infantes Integral N.° 11 D.E. 6 “Azucena Villaflor” de Venezuela 3269 inaugurado con 205 vacantes. Estaba en los planes oficiales, pero fue clave la movilización constante de la comunidad educativa para lograr que se ejecute en tiempo y forma.
Sin embargo, en mayo, la auditora general porteña Mariela Coletta advirtió que a menos de un año de abrir ya había fallas edilicias para subsanar. No es el único caso de los 54 establecimientos.
Después está la futura escuela de Pichincha 1152, en San Cristóbal. Se reutilizará un inmueble educativo que estaba ocioso. Todavía está en obra y fuentes oficiales dicen que habrá 225 vacantes nuevas.
La tercera es la escuela inicial de la Plaza Manzana 66, en Catamarca y Moreno. Estiman que habrá 500 nuevas vacantes. Sin embargo, tal como lo planteó desde 2016 (ver nuestra edición gráfica noviembre 2016), el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires proyecta cerrar el Jardín del Hospital Ramos Mejía (Venezuela 3158) y mudarlo. Sus 350 vacantes irán al establecimiento educativo de la plaza.
Los vecinos que lucharon para discontinuar el proyecto de microestadio en la Manzana 66 y lograron la aprobación de la Ley N° 5.800 para hacer allí una plaza pidieron que haya una escuela inicial para generar nuevas vacantes. Primero hablaron de 300. Más tarde lograron un acuerdo de palabra con el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, para que sean 350. En los números oficiales, figura que serán 406 y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en redes sociales llegó a hablar de 500.
En base a estos datos, la escuela inicial de la Plaza Manzana 66 generará cerca de 150 vacantes íntegramente nuevas, ya que de las 500 anunciadas para Catamarca y Moreno hay 356 que serán para reemplazar a las 350 de Venezuela 3158.
Esto genera el rechazo de la comunidad educativa, que realiza protestas periódicas en torno al Hospital Ramos Mejía y su jardín. Desde el Gobierno porteño dicen que es riesgoso que haya niños en un inmueble destinado a usos hospitalarios.
Por otra parte, el partido de Gobierno Juntos por el Cambio se comprometió en su plataforma electoral a crear “19 escuelas nuevas”. Habrá dos primarias, una en Almagro y otra en Boedo, barrios que integran la Comuna 5 y limitan con la Comuna 3 de norte a sur: “Vamos a hacer una escuela primaria para que los chicos tengan más vacantes y más herramientas para estudiar y empezar a construir su futuro”.
Con respecto a la falta de vacantes, la titular del Juzgado N° 4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Elena Liberatori, en septiembre hizo lugar a una acción de amparo y ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a “adoptar las medidas necesarias e inmediatas para garantizar el acceso a la educación primaria y secundaria” en el Distrito Escolar N° 1, ya que confirma que allí faltan vacantes escolares. El norte de Balvanera está comprendido en el mismo, en el cuadrángulo limitado por: Córdoba, Rivadavia, Callao, Larrea. Alerta que lo mismo en la zona sur.
La magistrada dijo: “Se advierte una mayor de falta de vacantes sobre todo en los Distritos Escolares ubicados en la zona sur de la CABA (D.E. 5, 13, 19, 20, 21) y también en el D.E. 1. Esta dificultad para conseguir una vacante se acentúa principalmente en los primeros años, de primero a cuarto grado, y en las escuelas de jornada completa. La falta de vacantes es una realidad concreta, que se presenta con notoriedad (…) y principalmente en aquellos Distritos que tienen dentro de su jurisdicción barrios vulnerados”.
Agregó: “La situación más crítica de falta de vacantes ocurre de 1° al 4° grado y se ve acentuada en relación a la fuerte demanda de establecimientos con Jornada Completa”.

J.M.C.

Imagen: Nueva escuela de la Manzana 66,  Foto: Juan Manuel Laurens, GCBA.

También te puede interesar