En momentos en que el país está cada vez peor a nivel económico, social, educacional, represivo con golpizas, disparos, muertos y presos antes de juicios, sabemos todos que toda la culpa es de la yegua. Porque los kaka se dobadon todo un PBI… nos saquearon, hay que castigarla, ¡es necesario dejarla sin fueros! ¿Qué estuvo dos años sin fueros? Vale, pero no estaba la muestra irrefutable de las fotocopias de los cuadernos Gloria del chofer.
Ahora que estamos gobernados por republicanos democráticos dejamos el país en manos del FMI endeudándonos hasta el caracú con todo esa guita que se robaron los Ka… Claro, la robaron antes pero nos endeudamos ahora y falta ahora… Bueno, suena raro. Es que la economía es muy compleja. “La verdad es que los Ka piden Flan”, dice el casero y que “la casa se incendió y la heladera está rota…” “¿Cuándo se incendió? Hace tres años casi que están los honestos”, retruca su esposa y agrega: “y más que incendio es saqueo… ahora”. Por suerte nosotros razonamos y sabemos que esos Ka se la llevaron toda a Panamá y a otros paraísos fiscales. Aunque los números nunca fueron lo mío. Tampoco los nombres. Lo mío son los globos y los ojitos celestes del señor presidente.
Por eso, convencido de que el final del túnel, al que ingresamos con ayudita de Michetti, está cerca y volveremos a ver algo de luz… porque ahora está carísima y encima se pasa cortando. Ni hablemos del gas ahora con el frío. ¡Y el agua! Lo bueno es que hemos sincerado nuestros corazones, ahora los ricos ganan mucho y los trabajadores están bien ajustaditos, como la India que quería la vicepresidenta. Y si está una descarriada como senadora que poco asiste a su trabajo, y exige que los maestros nunca falten, y otra que no lee… No es mala praxis, ni es que tengan que “garralapala”, su función como senadoras no es asistir ni pensar es tomar decisiones, así como hace el presidente en la película de Los Simpson.
Los dinosaurios están para salvar las dos vidas: la propia y la de sus hijos y que permanezca la ilegalidad, eso inmoral que podés hacer si tenés con qué. Y Messi es un traidor porque hace goles para Barcelona pero no siente el himno. Maradona un drogón y el santo padre no tan santo. Considero que hay que tener paciencia y paz interior y entender que no tener un país no es estar desarraigados… Por eso, de ahora en más, señor presidente, tome muy seriamente el consejo de su rabino de que “esta tierra es divisible como la tierra santa”, luego renombre los cachos: Argen, Tina, Macriland, etcétera, se podría hacer una consulta online (como con las comunas para poner cámaras que nos controlen por todos lados). ¡Y luego que los acreedores de los organismos internacionales -que le dieron tanta plata para sus obras- le cobren a Montoto! ¡Arriba el flan para los latifundistas, viva la patria sojera!

Rafael Sabini
[email protected]

También te puede interesar