Balvanera Noticias

Festival para pedir el resguardo patrimonial de Cromañón

En el Santuario de Ecuador y Mitre.

Este domingo por la tarde se realizó un festival para pedir que el inmueble donde funcionó Cromañón tenga protección estructural. Hubo música en vivo. Se presentaron agrupaciones como Magia Murguera de San Cristóbal.

En junio de este año, familiares y amigos de las 194 víctimas de Cromañón presentaron un proyecto de ley en la Legislatura porteña para que se declare la protección estructural, es decir para resguardar el interior y el exterior del inmueble.

En abril ingresaron individuos a hacer obras dentro del inmueble. Desde el Movimiento Cromañón (MC) señalaron que fueron removidos objetos que quedaron del día de la tragedia (30 de diciembre de 2004) y que pintaron algunas paredes.

En ese entonces, desde MC expusieron: “Es un día muy triste para todxs, pudimos confirmar uno de nuestros grandes temores. Aunque sabíamos que era una posibilidad, siempre la creímos lejana. Luego de enterarnos que a Cromañón llegaban volquetes con material de construcción, confirmamos que efectivamente se están realizando obras y que dentro del boliche ya no se encuentran las pertenencias de las y los pibes y sobrevivientes: desaparecieron cosas de un valor incalculable”.

“Pintaron las paredes tapando las huellas de nuestras manos, que eran el relato vivo del horror que tuvimos que atravesar esa noche. Este es un golpe muy fuerte para nosotrxs. Para la sociedad y las generaciones venideras representa la imposibilidad de acceder al relato material de lo que sucedió el 30 de diciembre de 2004, hace casi 15 años. Les niega el derecho a la memoria y a comprender por qué es necesario que no se repita”, agregaron.

En marzo de este año, sobrevivientes y familiares de víctimas fatales presentaron un proyecto de ley en forma particular para que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires expropie el inmueble de Mitre 3060 para convertirlo en un espacio de memoria.

Es una respuesta al fallo del Tribunal Oral Criminal N° 24, que a fines de 2018 restituyó el inmueble a la empresa Nueva Zarelux SA. Es propiedad del empresario Rafael Levy. Fue dueño del lugar y se encargó de alquilar Cromañón a Omar Chabán, gerenciador del boliche. Así se comprobó en los cuatro juicios sobre la tragedia.

El fallo devuelve el edificio donde funcionó Cromañón. También regresa el Hotel Central Park (ocupa los pisos de arriba del boliche), un estacionamiento (al lado), un kiosko y canchas de fútbol 5.

J.C.

También te puede interesar