Vecinos de Balvanera trabajaron el año pasado y presentaron una propuesta social y cultural llamada “56 días de lucha contra la trata” en el concurso Barrios Creativos, promovido por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. La idea recibió una mención especial y financiamiento para realizar actividades en el barrio entre abril y septiembre.
El primer premio era un presupuesto anual de $5.500.000 para ejecutar en 2019. Triunfó el proyecto colectivo llamado Circuito Local de Intervenciones Culturales, con eje en Villa Crespo. El 27 de abril de 17 a 23 se iba a hacer el evento de lanzamiento en la Plaza Benito Nazar (Antezana y Olaya).
El ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, dijo ante Nodal: “Barrios Creativos busca estimular y visibilizar la creación cultural que ya existe en la Ciudad. Nos oponemos a la idea de que la cultura en los barrios sean los contenidos que desde el Centro se les manda. Barrios Creativos promueve la discusión en los barrios sobre la identidad cultural propia y la generación de propuestas en torno a esa identidad cultural”.
En cuanto a la propuesta de Balvanera, participaron Patricia Audisio y Claudio Sabate, integrantes del Teatro Luisa Vehil (Yrigoyen y Urquiza), Cultural Titi Rossi (Loria y Agrelo), Balsud (Balvanera al Sudoeste Asociación Civil), Comisión de vecinos de Plaza 1° de Mayo (Pasco y Alsina; cumple 91 años este espacio verde), En Terapia Restó Bar Cultural (Yrigoyen 3235), Centro Cultural Alfonsina Storni (Tucumán y Agüero) y Buenos Vecinos BA. Ahora todas juntas son Balvanera en Red. Contaron con la curaduría de Catalina León, puesta por el ministerio porteño durante el concurso.
Gloria Llopiz Ortiz integra Buenos Vecinos BA, organización del barrio que años atrás impulsó actividades contra la trata como “Once Rojo”, donde vecinos se juntaban a despegar los volantes con teléfonos de prostíbulos. Estaba basado en la idea similar llamada Martes Rojos. También hay casos concretos de denuncias penales, recolección de datos y seguimiento a inmuebles donde se ejercía la prostitución.
En diálogo con este medio, Gloria dijo sobre la mención en Barrios Creativos: “El proyecto contra la trata, que recibió la mención, era parte de un proyecto integral para el barrio. La mención la vivimos como algo súper grande, sobre todo por la historia de la ONG. Armar las actividades y saber que vamos a contar con la presencia, entre otros, de Sonia Sánchez, que es sobreviviente de la trata y una gran difusora abolicionista (escribió el libro “Ninguna mujer nace para puta”) es algo que nos genera mucho placer y alegría como vecinos”.
“De abril a septiembre vamos a trabajar con distintas actividades barriales. Siempre hicimos actividades sin un peso o sin apoyo de los poderes del Estado. Ahora significa tener un nuevo impulso para manifestarnos contra la trata y todo lo que ello conlleva”, suma.
Las fechas importantes son: 30 de julio, Día Internacional de la Lucha Contra la Trata, y el cierre, el 23 de septiembre en Plaza Miserere.
“Más allá del proyecto aprobado, ganamos haber hecho un trabajo juntos, pusimos nuestra creatividad y experiencia”, concluye Gloria.

Tomás López

 


La novela más vista en TV es sobre la trata en Balvanera
Canal 13 emite los días de semana la tira “Argentina. Tierra de amor y venganza”. Es de lo más visto en la pantalla chica. Está ambientada en los años 30. Uno de los ejes es la trata de personas: “Para las mujeres inmigrantes esta tierra promete un futuro venturoso, pero será la que las sucumba al peor de los calvarios”. “Ilusionada con la promesa de un posible matrimonio con un acaudalado argentino -para así poder ayudar a su familia, sumida en la miseria posguerra- Raquel (interpretada por la actriz Eugenia “China” Suárez) se subirá al barco y cruzará el Atlántico. Pero al llegar, comprobará rápidamente el fraude. Su destino será otro: el burdel”, reseña el canal.
Parte de la acción de la tira se desarrolla en torno a la Plaza Miserere de antaño. En la puerta de la pensión donde viven los protagonistas, inmigrantes españoles que huyeron de la Guerra Civil (1936-1939), hay un cartel que dice Sarandí 447. Eso es en el barrio Balvanera; casi esquina Belgrano. En esta esquina también está el bar donde trabaja la familia del personaje interpretado por el actor Gonzalo Heredia; que es donde está el teléfono público. A pocas cuadras, dicen los personajes, está el burdel donde tienen a Raquel.
El nombre de la protagonista alude a Raquel Liberman, inmigrante polaca que fue prostituida por la organización La Varsovia a fines de los años 20. En su figura se inspira la tira televisiva.
Raquel fue vecina de Balvanera y se animó a denunciar a sus prostituyentes. La caída de La Varsovia fue un hito local en cuanto a la lucha contra la trata. La figura de Raquel está vigente en obras de teatro (ver edición gráfica 138), en el premio que lleva su nombre (Ley N° 3460) para ONG que promueven los derechos de las sobrevivientes de situaciones de violencia contra las mujeres, también en reseñas, nuevos estudios de la época y la resignificación actual en medio de la nueva ola feminista.

También te puede interesar