La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una nueva ley de participación ciudadana celebrada por miembros del oficialismo y rechazada por entidades como el Observatorio del Derecho a la Ciudad.
Por su parte, el Consejo Consultivo Comunal 3 (Balvanera y San Cristóbal) celebró su nueva asamblea online el jueves 8 de abril, donde se puso en común el trabajo de las Comisiones, reactivadas este verano.
Días previos al plenario hubo una asamblea virtual donde participaron vecinos que integran las Comisiones de Espacio Público y Ambiente, Cultura, Educación y Deporte.
Entre los puntos salientes hubo pedidos a la Junta Comunal 3 para restaurar el mobiliario y los sectores verdes de plazas, plazoletas y parques de ambos barrios. Es porque son el lugar de encuentro y esparcimiento de la población ante la vigencia de la pandemia.

Aniversario de Balvanera
El 1ero de abril, la Comuna 3 divulgó en redes sociales un video alusivo al conmemorar el Día del Barrio de Balvanera. Asimismo, se cumple el aniversario 188 de la oficialización de la Parroquia Nuestra Señora de Balvanera, ubicada en Mitre y Azcuénaga.
Fuentes del Gobierno porteño sostienen: “Esta fecha recuerda la primera delimitación de la parroquia de Nuestra Señora de Balvanera, el 1 de abril de 1833”. De hecho, el emblema del barrio, que cumple 11 años de existencia, en su base lleva escrito el año 1833. Se lo puede ver en uno de los ingresos al patio de juegos de la Plaza Miserere.
Desde la Comuna 3 destacaron sobre Balvanera: “A la zona situada alrededor de la intersección de las avenidas Corrientes y Pueyrredón se la llama Once, nombre que proviene de la Estación Once de Septiembre”.
La Comuna 3 participó el martes 6 de abril de una charla virtual sobre la historia del barrio, la cual fue promovida por la Junta de Estudios Históricos de Balvanera. El disertante fue Roberto Elissalde.
El Día del barrio de Balvanera se oficializó mediante la Ley porteña N° 725, sancionada en 2001. Además, su nombre fue dado de forma oficial por la Ordenanza N° 26.607 B.M. 14.288 del 04/05/1972.

Placas en Plaza Miserere y ferretería centenaria
El lunes 5 de abril al mediodía, la Comuna 3 descubrió en Plaza Miserere un conjunto de placas en homenaje a la activista trans Lohana Berkins (1965 – 2016), a cinco años de su muerte. Lo hizo junto a la entidad Abolicionistas en Acción y la ONG local Buenos Vecinos BA.
Una de baldosas instaladas en la vía pública lleva impresa una frase célebre de la activista: “De volver a nacer, elegiría ser travesti”.
Berkins dedicó su vida a la militancia por la ampliación de derechos. Entre otros hitos, fue una de las impulsoras de la Ley porteña N° 3.062 de respeto a la identidad adoptada por travestis y transexuales. En 2010, Berkins conformó el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género. Dos años más tarde el Congreso aprobó la Ley de Identidad de Género, de vanguardia a nivel mundial.
En el homenaje hecho en Balvanera se recuerda la lucha de Berkins contra la prostitución. De hecho, una de las placas lleva esta leyenda: “Trata=esclavitud del siglo XXI”.
Por otra parte, el viernes 26 de marzo la Comuna 3 hizo un homenaje a la Ferretería Nanzer (avenida Belgrano 3220) por sus 114 años de existencia, administrada por tres generaciones. La entidad barrial Balvanera Al Sudoeste (BALSUD) también promovió esta distinción.
BALSUD y la Comuna 3 ya habían colaborado en un homenaje conjunto. Fue cuando instalaron una baldosa por la memoria de Raquel Liberman, quien luchó contra la trata de personas en la zona de Once a comienzos del siglo XX. La misma está en la vereda de Valentín Gómez 2888.

Comisarías Cercanas
Organizada por el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, el jueves 8 de abril se realizó la nueva edición online del ciclo Comisarías Cercanas. Vecinos de Balvanera y San Cristóbal dialogaron e hicieron reclamos ante autoridades policiales y comunales.
Participaron la presidenta de la Junta Comunal 3, Silvia Collin; el comisario de la Comisaría Vecinal 3 B (Catamarca 1345), Silvio Salati; el jefe de Brigadas de la Comuna 3, Olivera; el comisario de la Comisaría Vecinal 3 A (Lavalle 2625), Adrián Rosa; los integrantes de la Junta Comunal 3 Carlos D’angelo y Miguel Ángel Varela.
Hablaron sobre recicladores urbanos “furtivos” que no pertenecen a cooperativas de cartoneros y que pernoctan en plazas y lugares públicos. Acopian material durante la semana y luego lo venden por kilo.
También se habló sobre la presencia de manteros en la vía pública de Once. El comisario Rosa dijo que el conflicto continuará latente hasta que no haya “una decisión política” de reubicarlos en un lugar para que vendan su mercadería.
Se recordó que el viernes 13 de marzo de 2020 murió una mantera atropellada en la avenida Pueyrredón cuando huía de un control policial.

Nueva ley de participación ciudadana
En la sesión ordinaria del jueves 8 de abril, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una ley para “fomentar y propiciar” la participación ciudadana en territorio porteño. Fue elaborada por la legisladora Lucía Romano, del bloque oficialista Vamos Juntos.
Según fuentes parlamentarias, la norma establece “instrumentos para fortalecer al ciudadano y sus formas de expresión política, social, comunitaria, y sentar los principios para el funcionamiento de la democracia participativa”.
Se promueve de este modo la organización de foros, cursos y otras modalidades de “formación cívica y nuevas herramientas para el acceso a la información pública con lenguaje claro, comprensible y permitiendo el uso de las variables tecnológica que la gente maneja habitualmente”.
Los denominados “Mecanismos de Participación Ciudadana” serán regimentados por ley y el Poder Ejecutivo podrá establecer institutos propios de participación ciudadana. El Gobierno deberá “establecer los medios pertinentes para la promoción del ejercicio del derecho a la participación ciudadana a través de tecnologías de la información y comunicación (TIC)”, entre otras prescripciones.
En la previa de la sesión ordinaria, desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad se hicieron fuertes críticas al proyecto: “Si bien el texto del Despacho expresa que tiene por objeto propiciar y fomentar (en el texto original hablaba de garantizar) el ejercicio del derecho de participación, su finalidad es otra: Limitar normativamente la gran vitalidad democrática de la ciudadanía porteña y desvirtuar el mandato constitucional que obliga a organizar las Instituciones de gobierno como una Democracia Participativa”.
“La participación ciudadana queda reducida a la voluntad del Jefe de Gobierno y el GCBA sólo queda obligado a medidas de fomento de Participación Ciudadana como programas de formación o medidas de concientización y difusión. No incorpora ni un mecanismo nuevo de participación ciudadana además de tener una concepción desvirtuada de lo que implica la forma de gobierno que es la Democracia Participativa”.
Agregaban: “Llama la atención que siendo un proyecto de participación ciudadana no se estableció durante su tratamiento que su contenido sea discutido participativamente en forma amplia con la ciudadanía. En el tratamiento de comisión, la diputada Romano (una de las impulsoras del proyecto) justificó la amplitud de debate del proyecto de ley manifestando que fue tratado en reuniones de asesores y que fue remitido a 15 comuneros de su espacio político”.
El Observatorio del Derecho a la Ciudad concluye: “Si una ley no lo establece, el Poder Ejecutivo tiene la discrecionalidad y no la obligatoriedad de disponer los mecanismos de participación ciudadana. Recordemos que la Legislatura actualmente es la escribanía del Poder Ejecutivo. Por lo tanto, si Rodríguez Larreta no habilita la participación esta no existirá”.

Juan Manuel Castro
[email protected]

También te puede interesar