Hace un mes que están rotas las rejas de Plaza Almagro, en una extensión que supera la media cuadra sobre la calle Sarmiento, a la altura de las pérgolas, los bancos de ajedrez y el Punto Verde.

En la esquina de Bulnes y Sarmiento están apilados los segmentos de la reja que falta, lo que genera que la plaza esté abierta las 24 con acceso irrestricto.

En Plaza Almagro hay un responsable de cerrar los ingresos con candado a cierta hora, desde las 22.30 en adelante. Lo mismo ocurre en Plaza Mariano Boedo (Sánchez de Loria y Estados Unidos), Fumarola (Perón y Tomás de Anchorena), entre otras de las Comunas 3 (Balvanera y San Cristóbal) y 5 (Almagro y Boedo).

Sin embargo, pese a que este responsable cumple con su tarea (cerrar los ingresos a cierta hora de la noche) el gran hueco deja libre el paso. Los vecinos señalan que hay personas de madrugada y son usuales los gritos y la música fuerte.

Más allá de esta cuestión, lo cierto es que otros sectores del enrejado están sostenidos por palos de madera y por hierros, aparte de estar rodeados por cintas amarillas de peligro. Se pueden ver sobre todo en el cruce de Perón y Bulnes.

También hay cintas amarillas en torno a algunos canteros y sectores verdes, tal como ocurre, también, sobre Bulnes y Perón.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en diciembre pasado renovó el patio de juegos que está sobre Bulnes. Retiró toda la arena que quedaba y dejó en toda su extensión un piso absorbente para evitar golpes y garantizar el pleno acceso de los individuos con movilidad reducida. También instaló nuevas atracciones.

J.C.

Foto: Revista El Abasto

También te puede interesar