Balvanera Noticias

Tensión en el Ramos Mejía: quejas de vecinas de la 21 – 24 por las condiciones en que atienden a pacientes sospechosos de coronavirus

Principal efecto público de salud de Balvanera y alrededores.

Este martes por la noche se vivieron momentos de tensión dentro del Hospital Ramos Mejía (Urquiza y México). Vecinas de la Villa 21 -24 de Barracas protestaron por las condiciones en que atendían a pacientes sospechosos de tener coronavirus.

Las quejas de las vecinas quedaron filmadas y se divulgaron por redes sociales. No era contra el personal de salud, sino contra la infraestructura y los protocolos. Es un tema que la comunidad médica del hospital de Balvanera denuncia desde el comienzo de la pandemia.

Ante lo sucedido, desde la red de vecinos por la Manzana 66 expuso: “Pediatría desbordada en el Ramos Mejia, malas condiciones para los trabajadores y para los vecinos, hay personal aislado por contagio, traen gente de otras comunas y el hospital desborda. Exigimos al GCABA mas personal para el Ramos”.

A la par de los reclamos dentro del hospital, otras vecinas de la Villa 21-24 protestaron frente a la Casa de la Cultura en Barracas (Iriarte 3500). Piden que se cumpla el protocolo de aislamiento a quienes se les hizo el test ayer y están desde anoche en una sala del Hospital Ramos Mejía, consigna Sur Capitalino.

Según denuncian desde la Junta Vecinal, las vecinas y sus hijos llegaron al Ramos Mejía luego de haber sido rechazados en otros hospitales, donde les decían que no había camas. Según relatan, una pediatra confirmó que uno de esos niños, de 5 años, dio positivo. Sin embargo, desde anoche comparte el mismo espacio con quienes aun no conocen el resultado del testeo. Después de denunciar la situación que atraviesan en el Ramos Mejía quienes fueron testeados ayer, el Gobierno porteño llevó a 15 personas testeadas hoy a un hotel en Esmeralda al 500, añade el portal citado.

“Hasta ayer teníamos 41 casos positivos pero ahora no sabemos cuántos son. Queremos que nos escuchen y que no pase lo de la 31. No nos dan insumos de limpieza, es un verdadero maltrato”, denunció Flavia Romero, miembro de la Junta Vecinal de la villa.

El presidente de la Junta Comunal 4 (La Boca, Barracas, Nueva Pompeya, Parque Patricios) Ignacio Álvarez dijo: “En estas condiciones tienen a las personas sospechosas de coronavirus del Plan DetectAR en la 21-24. Hacinados en habitaciones sucias y sin información. Es vergonzoso e inhumano el trato que reciben del Gobierno porteño. Hay que resolverlo de manera urgente”.

“Después de los testeos, a la espera del resultado, los aíslan en la Casa de la Cultura en el barrio 21-24 y por la noche los llevan a hospitales donde no los quieren recibir y los hacinan y destratan sin darle ninguna explicación. Todo esto con niños pequeños”, dijo el funcionario.

“No solo es humillante, sino también peligroso para quienes eran negativos. Además, no brindan información de donde aíslan a los que resultan positivos ni siquiera a sus familias. Esto no puede seguir así. Necesitamos que alguien dé explicaciones”.

“Por si fuera poco, mientras en los barrios del norte trasladan a las personas sospechosas en ambulancias del SAME, en el sur los amontonan como ganado en colectivos. No podemos permitir que siga habiendo ciudadanos de primera y de segunda”, concluyó el presidente de la Junta Comunal 4.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, en la Ciudad de Buenos Aires se registraron 4130 contagios (residentes y no residentes), 1139 altas y 150 muertes. De ese número, hubo 1410 contagios en barrios vulnerables, donde hubo 337 altas y 12 muertes.

 

J.C.

También te puede interesar