Balvanera Noticias

La Comuna 3 en audiencia pública apoyó que la estación Callao de la Línea D se llame Raquel Liberam

Expuso Silvia Collin.

Este lunes se hizo la audiencia pública virtual en la Legislatura porteña sobre el proyecto de Ley que propone agregar el nombre “Raquel Liberman” a la estación Callao de la Línea de subte D, en el límite entre Balvanera y Recoleta.

Eses homenaje a la migrante polaca y vecina de Balvanera que en el silgo XX luchó contra la trata de personas

El proyecto fue impulsado por la diputada Patricia Vischi, del bloque UCR-Evolución. Fue aprobado en primera lectura en noviembre pasado.

Horacio Ferber, nieto de Raquel, participó hoy de la audiencia y allí afirmó: “Cada vez que acontece un acto de mi querida abuela, me embarga el dolor más visceral en el pecho, sabiendo su sometimiento por personas nefastas. Eso pasó con Raquel y tantas otras mujeres. Estos actos sintetizan la lucha de personas sometidas que son campanas de la conciencia social”.

Silvia Collin, presidenta de la junta comunal 3, que incluye a los barrios porteños de Balvanera y San Cristóbal, donde Raquel vivió, fue explotada y denunció, advirtió que la “situación de vulnerabilidad de ser migrante y mujer se sigue repitiendo”, y llamó a “empezar a transitar un camino distinto”.

La escritora Mirtha Schalom, autora de la biografía de Raquel Liberman titulada “La polaca”, dijo: “Quiero honrar a esa mujer que llegó a nuestro país como tantos otros inmigrantes. Creo que su vida merece ser contada”.

Liberman se casó a los 18 años en Polonia y, a principios de la década de 1920, migró a la Argentina con su marido y dos hijos pequeños, pero poco después enviudó y fue víctima de una red integrada por más de “400 socios que se dedicaban a traer mujeres, la mayoría polacas, rusas y rumanas, para la explotación sexual”, contó la escritora.

La red Zwi Migdal, inscripta en la Municipalidad de Buenos Aires como “Sociedad de socorros mutuos Varsovia”, explotó a Raquel durante diez años, hasta que en 1930 ella “rompió el silencio y se animó a denunciar”, agregó Schalom según rememora Télam.

A raíz de la denuncia de Liberman, un juez dictó prisión preventiva para 108 hombres miembros de la red, al considerar que sus ingresos no eran legítimos; pero la sentencia fue apelada y los jueces de segunda instancia absolvieron a 105 de los acusados, argumentando falta de pruebas.

Tras esta audiencia el proyecto se discutirá de vuelta en Comisión y se votará por segunda vez en el Recinto de sesiones.

J.C.

También te puede interesar