Alta posicionamiento en buscadores y directorios Abasto

 

            

Agregar a Favoritos | Buscar | Preguntas | Mapa del sitio | Contactar |

INICIO HEMEROTECA CARTELERA LINKS CONTACTO BUSCAR


 


 


 

Hasta perder la normalidad


Animula Vagula Teatro apuesta por la locura, mezclada con instantes de lucidez. La obra gira en torno a tres hermanos y su vecino. Lo cotidiano de sus vidas cubre la locura que asome desde su interior. Durante la obra los nombres de los protagonista varían levemente, de este modo se pone énfasis en diferenciar los momentos de realismo por los que carecen de éste.
    La nieta del pogo transcurre en un living clásico: dos sillones blancos, un cuadro y una lámpara son los objetos adornan la sala. Andréu es un hombre que ya pasó su juventud, aunque su estética esté más ligada a la de un adolescente. Esta contradicción es la base de sus penas; su otro nombre es Arno. Celeste es una chica veinteañera que adora escribir. Desde sus frases salen a la luz los delirios de su contracara: Celeste siempre Celeste. Rosa -Rosa muy lejos-, hermana de éstos dos, es una oficinista (se deduce por su traje formal) que en silencio esta enamorada de Silvio o todos los Silvios, el Silvio, su vecino. Él a su vez, tiene una simpatía por la joven Celeste.
     La relación entre estos cuatro personajes es tensa. Sus diálogos oscilan entre la lírica pura y ácidos comentarios salpicados de elementos de la vida cotidiana. Ésta se transmite al público, salvo los instantes en que ocurrentes acotaciones rompen el clima y se despierta una carcajada desde el lado de las butacas. Frases como “Es de los que se resfrían con el aire acondicionado” o “…Simplemente habitamos una realidad que tiene el valor de lo que estamos dispuestos a pagar…”, son la muestra de la diversidad de momentos que se generan a lo largo de la obra. Los cuales llevan al espectador por distintas sensaciones.
    Más allá del vuelo lírico, que roza la locura de los protagonistas, existe un conflicto dentro de cada personaje que puede ser el de cada uno. Esa aproximación le da un realismo que, de cierto modo, hace sentir al espectador parte de la escena.
Casi al final de devela quien es La nieta del pogo. De ahí se abre la invitación a reflexionar acerca de que su esencia, y de cuanto de ésta hay que tener de este constado de la realidad.

Juan Manuel Castro
mjuancastro@gmail.com

FICHA TÉCNICA: Obra: La nieta del pogo. Dramaturgia: Héctor Trotta. Actúan: Paula Baldini, Nicolás Fiore, Julián Smud, Gabriela Turano. Vestuario: Gabriela Turano. Iluminación: Martin Carballo. Música original: Pablo Casals. Diseño gráfico: Nicolás Smud. Prensa: Daniel Falcone. Dirección: Héctor Trotta. Teatro de la Fábula, Agüero 444, tel. 4862-6439.

Buenos Aires, octubre de 2008

 
 


 

 

 

 

 

 

Copyright www.revistaelabasto.com.ar - Mientras mencione la fuente permitimos su reproducción.